dilluns, 1 de febrer de 2010

Paciencia... mucha paciencia

En el CP Deán Martí un maestro escribió en una agenda:


“Hoy he llamado la atención a X y me ha contestado mal.”

Por ello, el maestro esperaba que los padres le dieran una pequeña regañina a la susodicha X



Contestación del padre:

“Tenga usted paciencia que para eso es el maestro.”



Luego, si la educación va mal, dicen que hay que cambiar leyes, que si la figura del maestro, el valor del esfuerzo…



Reformemos nuestros hogares, aumentemos los modales y eduquemos entre todos…

Padres ayudadnos, ¡solos no podemos!