dilluns, 31 de desembre de 2012

diumenge, 30 de desembre de 2012

Empezar el año


Hola,

sí, se presentó la oportunidad.

La oportunidad de hacer algo que no he hecho nunca.

Sí, parecido a cosas que sí conozco, pero a la vez algo nuevo.

No hay miedo, no pasa nada por salir de lo conocido.

Una vez más exploraremos los límites, exploraremos el mundo...

¡Oh! El mundo, me enamoré de él otra vez.

Tengo ganas de vivir, de ser vida.

No hace falta que os cuente como empezará mi año... aunque sí, vale, haré cotillón y tal, pero luego, empieza lo mejor... lo importante es que aprendáis que pensando que lo mejor está por llegar, será como llegará lo bueno.

Seguir soñando


dissabte, 29 de desembre de 2012

Ser farola



Mar de diciembre

El mar me llama.




Sí, es diciembre.



Hace frío, pero tengo todo lo que necesito: ganas, ilusión y neopreno.



Me voy a nadar.



Sí, la gente me mira... pero me da igual, me quedo en bañador y me visto.


Se me rompe un gorro de nado.



No pasa nada, cogí dos por el frío, pero con uno bastará.



Entro en el mar, siento la temperatura.


Me concentro en disfrutarla.



Nado.



Me relajo.



Acelero.



Braceo.



Nado de espaldas, con el sol cálido de invierno enfocando en mi cara.



Estoy en el paraíso.



No llevo reloj, nadie me espera.



Déjame hacer el muerto.



Al salir del agua miro tierra dentro y veo un olivo.


Sonrío.



La ducha me espera.



Adiós.

dijous, 27 de desembre de 2012

Ser amable...


Hoy he pedido al mundo que sea amable conmigo.

Además, he actuado en consecuencia:

1.       He intentado mantener la sonrisa.

2.       He saludado a la gente con la que me cruzaba.

3.       He sido amable con el mundo.

La verdad, no solo he tenido un buen día…

Además, he tenido un regalo especial, la visita inesperada de mi mejor amigo.

Tal vez, la esperanza resida en tener esperanza

 

Mañana haced este ejercicio, si lo hiciéramos todos: el mundo cambiaría.

Creer en la magia



dimecres, 26 de desembre de 2012

Juguemos al Señor de los Anillos:

¡Me pido ser Gandalf!

Motivos para ser Gandalf:

1. Es grande, pero no necesita que los otros lo sepan… se la suda que se crean que está loco o que sea un andrajoso gris. Pero cuando hace falta surge y toma el mando.

2. Hace feliz a la gente: con cohetes, con consejos, con ayuda, dando confianza o luchando contra todo, si hace falta, contra un Balrog.

3. Porqué cree en la magia.

4. Sabe ser imprescindible sin ser el protagonista.

5. Sabe delegar en los demás y dejarles elegir su camino.

6. Es fiel.

7. Confiarías en él incondicionalmente.

8. Es un gran sabio.

9. Cayó con dignidad.

10 Reapareció más fuerte, cuando no quedaba esperanza y no sé dejó vencer.

Me gustaría ser Gandalf, el reto es difícil, pero siguiendo estos 10 motivos, puedo ser mejor persona y eso no lo es tanto.

dimarts, 25 de desembre de 2012

La felicidad empieza por PUEDO.


La felicidad empieza por PUEDO.

La frustración empieza por no.

La felicidad empieza por saber lo quiero.

La frustración por saber lo que no quiero.

No luches en contra del mal.

Lucha al favor del bien.

Cree en algo, cree en ti, en Dios, en tu dios, en Gaia, en la naturaleza… pero cree.

Ten fe y moverás montañas.

La Navidad la creas y la destruyes tú con tus pensamientos.

Tu felicidad también.

Feliz Navidad.

dilluns, 24 de desembre de 2012

Soy una casa en ruinas.



Soy una casa en ruinas y por lo tanto, no puedo ser habitada.

A algunos les puedo dar pena y otros pueden verme hasta un cierto encanto, otros incluso como orgulloso, a pesar de mis heridas… pero sé que soy una casa en ruinas.

Mis propios obreros trabajan en reconstruirme. Es más, a veces vienen obreros de fuera y me ayudan. Incluso hay quien de vez en cuando piensa en acabarme de derribar… que tal vez, una casa en ruinas es una ruina y una vez puestos, puede ser derribada por completo.

Pero he decidido dejarme ayudar, reconstruirme y rehacerme. Mira, tal vez, hasta decida ampliarme y dudo entre ponerme un jacuzzi o un solárium, o tal vez las dos cosas.

Sí, necesito que tengáis paciencia conmigo, porqué ahora no puedo ser confortable, tengo goteras y la puerta tapiada y no es una buena idea entrar por la ventana, porqué todavía no tengo muebles.

Por lo tanto, es un ejercicio de paciencia, de dejarme volver a crecer, porqué si me dejáis crecer volveré a ser grande,  me amueblaré, y abriré las ventanas y aunque tenga la puerta cerrada, a quien corresponda le dejaré mi llave, para que pueda venir a buscarme.

Pero soy una casa en ruinas que sabe que va a ser reconstruida y tengo todo lo necesario para conseguirlo.

Mis cimientos son sólidos.

Determinación.



diumenge, 23 de desembre de 2012

Leyendo El Secreto

¿Es todo posible?

No lo sé, pero quiero ser todo corazón.

De momento, con psicologia positiva y buenos pensamientos he mejorado más en las carreras que a base de entrenamientos.

Hoy confio en mi.

dijous, 20 de desembre de 2012

Hablo de príncipes, princesas, dragones y mazmorras; de salir volando.


Hablo de príncipes, princesas, dragones y mazmorras; de salir volando.

Conozco muchas princesas encerradas en mazmorras que ellas sienten suyas.

Son esas mujeres que viven con una pareja con la que no disfrutan y no sienten, pero siguen allí, sintiéndose prisioneras, cada cual a su manera.

Yo las imagino en su castillo, en su torre y con un dragón en la puerta, que es la pareja que han elegido y que de alguna manera se convierte en un carcelero, que no lo es, porqué ellas lo han contratado y lo mantienen ahí.

Ahora veo que de algún dragón sale humo, otros no son capaces ni de eso. Pero siguen encerradas.
Si esto lo escribiera una chica, tal vez vería príncipes encerrados y dragonas en celo, pero a mi... no me van los príncipes y todavía menos las dragonas.

A lo que iba, comparten una relación en la que ya no se comparte nada, más que el tiempo y la ruina. Y he escrito ruina, no rutina.

Los días pasan y la infelicidad se instala.

¿Sabéis qué?
Nunca me he sentido encerrado por mucho tiempo, pero lo peor es sentirse dragón.

No tengo solución para las princesas encerradas, aunque sigue en mi cabeza la canción de Desechos: La vida es dura y nosotros más (…) si no es para darle la vuelta, mejor no le des más vueltas (…) será la alergia que me da la vida hecha de excusas (…) de tanto darle vueltas al final, encuentras la salida que buscas, la hoguera va a encenderse una vez más...

A lo que iba, que me disperso...
lo malo es sentirse dragón y mirar hacia dentro y sentir que no eres capaz de dar felicidad a tu princesa, mirarte al espejo y verte verde, sacando humo por las narices y con unas garras que no te corresponde, pero con las que tu princesa te ha disfrazado.

Ahí sí he encontrado solución, y es lo que me ha pasado en mis últimas dos relaciones... por ello, me he negado a ser dragón, me he prendido fuego y me he convertido en Ave Phenix, de hecho, todavía sigo en llamas.

Sí, sigo en llamas pero ya estoy volando, que es lo más difícil, luego las llamas se apagarán y me convertiré en una golondrina de vuelo nervioso, estado al que llego de vez en cuando. Más adelante me transformaré en un águila y planearé los cielos, buscando un lugar en el que reposar en calma, pero de momento me toca seguir surcando los cielos, hasta encontrar la calma y aterrizar.

Pero bueno, siempre queda esperanza y conozco cuentos de príncipes y princesas, sin dragones ni mazmorras y algún día tendré mi cuento, pero de momento, me encontrareis volando.

dimarts, 18 de desembre de 2012

Color rosa


Anit em gití tard, pensant que el meu món podia ser rosa.

Aquest matí he pensat que el meu món podia ser rosa.

Tot semblava així i més tard m’han dit que no, que no podia ser-ho, que no podia ser del color que jo volia.
Al principi he assumit la meua equivocació...

Al cap d’una estona m’he cagat en tot i he pensat que sí pot ser-ho.

Jo vull un món rosa, ara em fa falta vore qui vol pintar-ho amb mi...

Però bé, compraré un poc de marró per si em cansa que tot siga del mateix color.

divendres, 14 de desembre de 2012

No merece título


Fui a verte... a pedirte que me dijeras cual es el camino.
Pero me di cuenta de que tu siempre das vueltas y todo lo alumbras.

A pesar de ello, cerca de ti he pasado mucho tiempo últimamente.
Además, he podido conocerte por dentro.

Sé que podrás ayudar a los barcos, pero que no lo podrás hacer conmigo, pero sé que cuando vaya estarás allí y que si te hablo estarás a mi lado y me enviarás guiños de luz hasta el amanecer del día siguiente.


dimarts, 11 de desembre de 2012

De las corduras de correr...


Se han ido los extraños…

El jueves y el sábado pasado, los de siempre, salimos y llegamos a la plaza de siempre a correr.

Pero la plaza estaba extrañamente llena. Había un mercadillo navideño y la siempre vacía plaza tenía gente.

Entonces, al llegar sudados y humeantes la gente nos miraba mal… Ellos, con sus tapas y cervezas nos miraban, algún descarado hasta se reía, sino nos señalaban.

Pero Jonathan y yo también nos reíamos de ellos, pues ellos, que se creían los normales, eran los que desentonaban con lo que ocurre allí el resto del año.

Nos miraban como los raros, sin entender que lo que era raro era que ellos no estuvieran en sus casas o en sus bares dejándonos en paz, importándoles lo mismo que les importamos todos los martes, jueves y algunos festivos de guardar.

Tened cuidado con valorar lo que es normal, porqué puede no serlo, al menos para todos.
Hoy los extraños no estaban y hemos podido estirar lejos de miradas indiscretas, en la tranquilidad de nuestra plaza, pues la conquistamos muchos días del año.

diumenge, 9 de desembre de 2012

Maratón de Castellón

Hoy he hecho de ciclista, de fotógrafo, de psicólogo e incluso de humorista.

Vosotros me habeis hecho feliz.

Gracias por compartir Orpesa Corre conmigo.

dissabte, 8 de desembre de 2012

Todo


Espero que no haga falta explicación

divendres, 7 de desembre de 2012

Créixer...

Tota la vida volent créixer per ser respectat i ara me la bufa que me respecten.

dijous, 6 de desembre de 2012

Romperse...

Hay cosas que una vez rotas no pueden ser reparadas: una cristaleria, un huevo o el amor.

dimarts, 4 de desembre de 2012

Ja tinc el meu conte de pirates!

Gracies al cole he pogut fer un conte i motivar-me.

Ara cal que els agrade... i després de l'estrena ja penjaré video, audio o el que siga, perquè sí, estic un poc flipat, però sobretot, perquè gaudisc del que faig i del que treballe :-)

Ara vos deixe ura reliquia del 2003 o així:

EL COLLAR DE L’AMOR

F.J. García Navarro




Conta una llegenda popular, i si no ho conta tan se val, que fa molt de temps a Orpesa vivia una princesa a la que li agradava molt la mar. Per això, sempre que podia, anava a prendre el bany a les platgetes que hi havia prop d’on desemboca el Barranc de Bellver.
Un dia, Teresa, en sortir de l’aigua, va veure un jove construint un vaixell i es va enamorar.
Per sort o per desgràcia aquella volta fou la primera, però no la última, i cada dia que el veia el captivava un poc més.
Quan ja no ho pogué resistir més, la hereva demanà als deus que mouen la mar una pista per a saber com conquerir al seu amat.
Teresa, sóc la veu del Mediterrani i a tu et done aquest collar de conxes que és el collar de l’amor. Sàpigues que és un bonic regal per a qui vulgues triar.”
I ella l’agafà, pujà a la superfície i sorprengué a Daimiel amb el seu caminar decidit. Es presentà i li regalà el collar que anava a unir les seues vides fins a la mort.
Malauradament al cap d’uns anys molt feliços, tan per a ells com per als habitants de la vila, va sortir una epidèmia de l’Antiga Albufera d’Orpesa que s’endugué moltes vides, entre elles la de Teresa.
A aquesta pèrdua, Daimiel, sols pogué sobreviure per l’amor que tenia als seus dos fills, Tereseta i Xavieret. Per ells, i només per ells, continuà vivint i fent-ho tot el millor que sabia.
Un any més tard i amb tot el pesar al cor, ell tornà a les platgetes i agafà de nou el seu vaixell i començà a navegar.
Una volta mar en dins una ona gegant, enmig de la calma, li tallà el pas.
“Daimiel, com és que encara estàs sol?”
“No estic sol, ella és al meu cor.”
Aprofita i gaudeix del collar que penja del teu coll, doncs és el collar de l’amor i a la jove a la qual li’l regales s’enamorarà de tu.”
 I l’ona va desaparèixer.
Al dia següent, el nostre mariner d’ànima trista, és va despertar sabent que res havia sigut un somni, que tot el que li havia succeït era real, però no tenia ganes de conèixer a un nou amor que substituira el que ja havia perdut.
Llavors, en desdejunar, va sortir de sa casa i s’encaminà tot sol cap a la muntanyeta on s’alça la Torre Colomera. Una volta a la seua vora i amb el Sol ascendint al seu davant es va aturar i començà a pensar.
Al cap d’una estona es va llevar suaument el collar, començà a plorar i el va prémer a la seua mà dreta. Caigué de genolls i mirà cap al terra, fins que a la fi es va decidir a fer el que havia anat a fer i el llençà amb totes les seues forces perquè tornara a la mar.
Un llamp trencà el cel clar i la força del tro va estar a punt de llençar a terra el nostre amic, quan la veu de la mar es va tornar a sentir:
“Què has fet Daimiel?”
“El que havia de fer”
“No comprens que has perdut l’oportunitat de ser amat per qui tu volgueres?”
“Qui jo vull ja no em pot estimar, perquè jo ame a Teresa!”
I, així, partí sense el collar amb el clar convenciment que cap altre amor seria capaç de fer-li oblidar tot el que havia viscut.
Y el collar?
El collar es va perdre a les profunditats i com està fet de conxes ningú no l’ha tornat a trobat i com ningú no creu en deus menors, no l’han tornat a demanar, però els seus efectes perviuen, per això tota la gent que es banya a les nostres costes s’enamora d’elles i més tard o més prompte ha de tornar per a retrobar-se amb tota la bellesa, amb tota la puresa i amb tota la grandesa que te la nostra mar.
Qui no estima el Mediterrani?


dilluns, 3 de desembre de 2012

Relajación y autoconocimiento


Hay veces, que lo mejor que puedes hacer es tumbarte, escuchar el sonido de las olas, reflexionar y sentirte como nuevo.

Para ello, existen grabaciones que os pueden ayudar, que te guían… y hay autores interesantes, como Santiago Pacín. Otros dan más miedo, como Ángel Escudero, aunque impactan sus reflexiones sobre los ataques de miocardio, pero no sigo, no quiero dispersarme.

Llevo días escuchando y leyendo cosas de psicología y del poder de la mente. Incluso, llevo días intentando hablar con mi subconsciente, porqué quiero comprobar que parte de mis limitaciones me las he impuesto yo mismo… y por lo tanto, solo existen si sigo creyendo en ellas, pero hoy tampoco quiero seguir por ahí. Si eso, otro día.

Hoy no os quería marear con grandes reflexiones, hoy voy a lo simple...

La relajación me ha devuelto la confianza y el domingo me vi caminando de roca en roca y bajando de la montaña con las manos en los bolsillos.


Cuando me daba cuenta las sacaba y al cabo de un rato volvían a su lugar.

Es muy importante confiar en uno mismo. Si crees en ti, si de verdad crees en ti, es mucho más difícil que algo malo te pueda ocurrir.

Disculpad, no os hablo de chulería o de soberbia, os estoy hablando de vosotros mismos… sois más de lo que creéis, tenéis más potencial del que os creéis y solo lo vais a encontrar buscando.

Y por último, finalizo con una de mis locuras: se supone que utilizamos únicamente, una parte de nuestro cerebro. ¿si llegáramos a conocernos mejor podríamos sacarle mayor rendimiento?

No necesitamos un cerebro más grande, necesitamos gobernar el nuestro.

Pd: si a alguien le apetece que hable de cualquier tema, me lo puede plantear, sería un bonito reto, aunque siempre me guardaré la opción de no contestar y pedir perdón.
Un abrazo a los que hayáis dedicado vuestro tiempo a leerme…
Ojala algún día os pueda ser de ayuda.

dissabte, 1 de desembre de 2012

Decidí...


Decidí relajarme en vez de romper cosas.
Decidí construir en vez de destruir y decidí respirar hondo.
Decidí aislarme de las cosas que me podían hacer daño y volverme a construir.
Decidí hacerlo rápido, para disfrutar del mundo otra vez.


He decidido volverme a enamorar del mundo.
He decidido ser feliz.
He decidido escucharme.
He decidido escucharos, pero quiero que me habléis a tiempo y que me habléis con franqueza.
He decidido cambiar el mundo, pero solo allí donde pueda llegar.
También he decidido ser menos empático. No puedo soportar el peso de todas vuestras penas, ni de todas las insatisfacciones que habéis decidido generaros.
He decidido perdonar, pero eso no devuelve mi confianza a aquellos que cuando la tuvieron se dedicaron a dejarla morir.

Quiero regalaros mi sonrisa.
Quiero llenaros de pensamientos positivos.
Quiero enfadarme menos y disfrutar más.
Quiero hacer del destino mi camino… y no caminar vendado de ojos al abismo.

He decidido ser libre. Aunque eso no quiere decir que no os necesite…
Aunque en verdad, a los que más necesito son a aquellos que no tengan miedo de volar.

Quemar el Prat


Hoy me levanté y vi Orpesa llena de pájaros.
No me sorprendió, aunque me recordó que tal vez me tenía que tapar un poco más.
Luego fuimos a correr…
Dando vueltas y haciendo quilómetros, llegamos al Prat de Cabanes. Ese que se quemó, en parte, esta misma semana.
Vimos miles de pájaros, sin exagerar. Y vimos aguiluchos cenizos poniéndose las botas.
Hoy reaprendí porqué es un lugar protegido.
Tendréis motivos para quemarlo, pero para mí no son suficientes.
Yo elegí amar la vida.