diumenge, 31 de gener de 2016

Esta vez no quiero tus disculpas...

No, no me mires así, no quiero tus disculpas.

No, no busques así mi perdón.

Las disculpas están sobrevaloradas.

Redime tu culpa. Haz lo que no hiciste, crece como persona, demuestra lo que no me has demostrado hasta ahora y luego vuelve.

No te voy a perdonar para aliviar tu pena. Creo que a veces, es bueno dejar que la pena se instale en ti y seas tú mismo el que la supere, como quien se supera a uno mismo.

No te voy a perdonar para que vuelvas a caer en el mismo error. Ensaya, practica, mejora, crece.

Luego, cuando pase el tiempo ven, explícame tu proceso, explícame tu trabajo y entonces hablaremos.

Decir "lo siento" es algo, a veces, demasiado fácil y vacío de contenido.

diumenge, 17 de gener de 2016

El triste guerrero

Ellos ven un guerrero triste.
De hecho, creen que se ha rendido, pero no es así.
La tristeza da pausa al guerrero. El guerrero recoge fuerzas y aunque los demás no lo saben, el guerrero piensa:
-No me he rendido, pero no voy a justificarme. Simplemente, espero el mejor momento.
El mejor guerrero debe saber cuando es el momento de iniciar la batalla.
Por ello, la paciencia es un arma muy valiosa.

(Sí ya lo sé, es muy coelhiano... o tal vez siga bajo el influjo de las lecturas sobre templarios)

(A veces me siento un poco Quijote, pero al tenerla a ella no necesito a Sanchopanza)

dilluns, 11 de gener de 2016

Balón de Oro

Quería felicitar a todos aquellos que han ganado hoy el Balón de Oro.

¡Ah! Perdón, solo lo ha ganado Leo. Es que veía tanta felicidad por ahí...

Bueno, pues nada, a seguir como hasta ahora.

¿Qué importante el fútbol verdad?

Si desapareciera no pasaría nada, como con la sanidad...

Ups... Me he colado, sin sanidad si estaríamos más jodidos.

Pero bueno, todo es cuestión de prioridades.

Y el mundo no está loco... pero lo volveremos loco entre todos.

Sobre todo por nuestras prioridades... que no las tenemos nada claras.

divendres, 1 de gener de 2016

¿Y ahora qué?

¿Ya lo hemos celebrado?
¿Ya es 2016?
¿Las uvas bien?
Espero que sí...

Ya ha llegado el año que esperabas.
Ahora, hazte y haznos un favor:
Sonríe más, habla menos de problemas y más de soluciones, ten fe en ti y nunca dejes de ser agradecido.

Mis mejores deseos y fabrica un 2016 de ensueño y empieza ya. Me gustará verte bien, para eso somos amigos.

¡Feliz 2016!