dimecres, 20 d’agost de 2014

Con una pierna...

Pedaleaba raro, pero no les costaba subir.
Su compañero iba al lado.
Estábamos en pirineos, camino de la cascada de Saut deth Pish.
El puerto es largo.
Tiene tramos tramos duros.
No es un caramelito.
Es un puerto que cansa de subir en coche.
Vi lo que no conseguía entender...
el ciclista solo tenía una pierna.
Por ello, con la izquierda anclada al pedal empujaba y traccionaba.
Así, sin parar en toda la subida.
Lo adelantamos con el coche.
Al poco rato de aparcar él también llego a la cima,
bajó de su bicicleta y la dejó en el suelo.
Luego se sentó y empezó a almorzar.
Es maravilloso ver como alguien hace cotidiana la heroicidad.

dimarts, 12 d’agost de 2014

La vida...

La vida es el deporte más duro,
el de las reglas más complicadas,
el que no da descansos entre asaltos
y en el que no sabes quien va en tu equipo y quien no...

No hay indumentarias,
los árbitros no son árbitros.

La vida necesita mucha energía.
Por eso algunos entrenamos tanto,
para poder vivirla con una sonrisa.

Y lo mejor del entrenamiento,
los días de descanso, cuando de verdad los necesitas.

dissabte, 9 d’agost de 2014

No malgastaré...

No malgastaré mis energías en vano.
No permitiré que me distraigan de mis objetivos.
No les permitiré dictar sobre mi felicidad.

Sé lo que quiero.
Sé donde voy a usar mis energías.
Sé que mi meta es la felicidad.

Y al ser esa mi meta, seré feliz en el camino de la vida.

dimarts, 5 d’agost de 2014

Correr no es cualquier cosa:

A veces, uno cree que la gente menosprecia el hecho de saber correr.

Se habla mucho de técnica en natación, de biométrica en ciclismo, pero correr... Correr parece que sea algo tan fácil...

Pues bien, correr ni es fácil, ni es "agradecido" y me explico:

Correr no es fácil, a la vista está. Me horripila ver correr a la gente en verano: los que destrozan las baldosas en cada zancada (puf, puf, puf) y los oyes venir desde lejos, los que destrozan su espalda con posturas raras, los que se tapan para sudar más, los que corren a pleno sol y los que aspiran a luchar o morir, y corren como si fueran a morir (me recuerda a los gladiadores del imperio romano). Correr no es fácil, es técnica, es táctica, incluso puede ser una filosofía de vida, pero no es fácil. Por ello, os remitiría al Correr Chi (tanto a la técnica, como al libro).

Además, correr no es agradecido, sí, porque quemas muchísimas calorías y puedes lucir "un torso divino" en poco tiempo, pero me parece que es desagradecido en el sentido de la mejora. En unos días de piscina ves una mejora importante, en unas jornadas de bici, vuelas, pero el correr, requiere de más calma, de más paciencia. Por ello, el correr te enseñará que mejorar rápido es lesionarse pronto, que el aumentar la carga de golpe solo te llevará al dolor y que el aumentar el volumen (en tiempo) a la extenuación.

Fundamentalmente, por estos dos motivos, me atrevo a decir que correr no es fácil, ni agradecido. Por ello, no te olvides de sonreír corriendo, busca la paz en la zancada, llénate de pensamientos positivos y piensa que solo tienes un corazón y una vida por delante, que merece ser vivida.

¿Sufrir? 
Sufrir se puede sufrir un día, en una carrera, pero ni todos los días, no todas las semanas.

Correr puede ser vida, o puede ser muerte.

Yo elijo vida.

Elige el ritmo, empieza a correr por pulsaciones, quiérete, respétate y corre de forma responsable.

Pd: a los médicos les encanta prohibir el deporte, ¿qué queréis que os diga? Deberían educar en el deporte y conseguir que estemos sanos. Correr no es malo, malo es no correr o no saber hacerlo.