dilluns, 24 de maig de 2010

Si me pones la pierna encima...

Si me pones la pierna encima... saldré por los costados.
Nunca podrán aplastarme.