dijous, 26 de novembre de 2015

Expectativas...

Querido amigo, solo quería recordarte que yo no soy el responsable de las expectativas que tú decidas proyectar en mí.

Me hubiera gustado que me lo pidieras y no lo has hecho.

Yo no soy adivino y lo sabes, o lo deberías de saber.

Yo no te he fallado. Yo no te he prometido. Yo solo he vivido mi vida.

Aunque me encanta compartirla contigo.