dijous, 15 de maig de 2014

Autoestima

La gente ve en la autoestima una tabla de salvación, cuando en verdad, es una tabla de surf, para capear el temporal.

La autoestima, por sí sola no nos salva de nada. Sus cimientos deben de ser sólidos y a ellos les llamamos autoconocimiento.

Sin cimientos no hay edificio sólido y sin autoconocimiento, nuestra autoestima no puede ser real.

Eso, lo aprendí de tí.

Gracias Luz.

Llegará el día en que se reconozca lo que vales.

Tal vez, lo reconozcas hasta tú misma, pero eso lo veo más difícil.