dilluns, 19 de maig de 2014

La MIM de la Ley de Murphy

Cuando todo va mal, solo cabe sobreponerse y llegar a la meta.

No vencerás a tu crono, pero te demostrarás que los elementos no pueden doblegarte.

Ya habrá momentos mejores para enmarcar. Pero toda victoria aporta seguridad.

La meta es la meta. La clasificación no importa. Ya habrá días para gestas mejores.

Esta ha sido la MIM de la Ley de Murphy: caída, dolor de barriga, vómitos, calor, el abandono de mi compañero, ni una sola nube en 63km...

En 63km el peor enemigo es la porpia mente, pero vencí ese duelo.

Gracias a todos los que de una forma u otra me apoyaron.


Estad tranquilos, sabéis que perdoné el crono por conservar la salud. Así que... salud y kilómetros.