dijous, 8 d’octubre de 2015

Espero que lo puedas aprovechar...

Perdona,
deja ir,
suelta,
no te preocupes... vive.

Las preocupaciones,
los rencores,
el pasado ,
el miedo al furuto,
todos ellos son piedras en medio de un río que es tu mente.

¿Y qué pasa cuando el cauce de un torrente se llena de piedras, troncos, basura y maleza?
Que el agua no fluye,
o fluye a trompicones,
o el río se desborda,
pero no hay paz, ni tranquilidad, ni calma.

Así pues,
como la vida fluye,
deja fluir los pensamientos.
Así pues:
Perdona,
deja ir,
suelta,
no te preocupes... vive.

Y a poder ser, sonríe.