dijous, 3 de març de 2011

Murió la lengua, murió el debate....

Es una exageración, pero ya no quedan debates, murió la lengua.
Ya no existe la razón ni el argumento.
Ni en la calle, ni en el facebook, ni en muchos otros rincones.

¿Debatir? ¿Argumentar? ¿Defender ideas mediante la razón?

Crispación, insultos, imposiciones y basura.

Me aburro.

Necesito más gente capaz de hablar sin insultar, aunque sea delante de otro que no opine igual.

La disconformidad no tiene porqué ir unida a la mala educación.

Un abrazo y más amor.