dimecres, 23 d’abril de 2014

Feliz

Apagó el televisor, quedó con ella y salió de casa a disfrutar del mundo real.

Y así fue feliz.