dijous, 10 d’abril de 2014

No quiero basura

Bien, sigo con mi filosofía de intentar apartarme de lo negativo y estar lo más a agusto posible.

La vida es demasiado corta. No vale la pena perder el tiempo en basuras y cuchicheos.

Por ello, cuando alguién os venga con un bulo, un cotilleo negativo o un chisme que solo valga para molestar, hay que aprender a decir que no queremos oirlo. Que de hecho, nos molestaría y que por lo tanto, estamos siendo molestados.

Puede parecer rudo. Ciertamente lo es, pero a veces vale la pena zanjar estos temas así, para no tener que repetirse.