dissabte, 9 d’agost de 2014

No malgastaré...

No malgastaré mis energías en vano.
No permitiré que me distraigan de mis objetivos.
No les permitiré dictar sobre mi felicidad.

Sé lo que quiero.
Sé donde voy a usar mis energías.
Sé que mi meta es la felicidad.

Y al ser esa mi meta, seré feliz en el camino de la vida.