dimarts, 12 d’agost de 2014

La vida...

La vida es el deporte más duro,
el de las reglas más complicadas,
el que no da descansos entre asaltos
y en el que no sabes quien va en tu equipo y quien no...

No hay indumentarias,
los árbitros no son árbitros.

La vida necesita mucha energía.
Por eso algunos entrenamos tanto,
para poder vivirla con una sonrisa.

Y lo mejor del entrenamiento,
los días de descanso, cuando de verdad los necesitas.