diumenge, 21 de febrer de 2016

Enfado y perdón

Intenta no enfadarte con una persona. Enfádate solo con los actos que te molesten u ofendan.

No obstante, perdona a la persona en cuanto puedas. No vale el sufrimiento propio el enfado con lo ajeno.

De paso, aprovecha para perdonar tan bien, que una nueva ofensa te haga el mismo daño que cuando te lanzan un clavel.