dijous, 18 de juliol de 2013

Te permito...

Te permito ser tu mayor crítico.
Pero solo te lo permito si consigues ver tanto las cosas positivas, como las cosas negativas de lo que haces.

No te permito que te creas perfecto, es un camino equivocado y no te permito creerte inútil o vencido, por el mismo motivo.

Puedes analizarte, juzgarte, valorarte... pero hazlo bien.

No te creas un dios, pero tampoco te destruyas.

Firmado: un amigo.