diumenge, 7 de juliol de 2013

Tras la dura caída de la bici... levantarse y acabar.

No soy yo muy del mal fario, pero algo había en el ambiente que no que quería dejar ir al triatlón de Castellón.

La semana pasada ya me caí en Ludiente, en la carrera de montaña, se me abrieron los talones y se me generaron unas agujetas de ir cojo casi toda la semana.

Ayer se me abrió la cadenita del cuello y se me cayeron mis tres cruces al suelo, luego pinché y me tocó reparar la bicicleta de urgencia por la noche.

Esta mañana no encontraba el único mono del equipo que tengo sano (o tenía) y apareció en un lugar inimaginable.

Antes de salir, se me ha roto la calcamonía del dorsal del brazo y por si fuera poco… al entrar al agua he pisado mal y me he ido al suelo…

Luego, el nado muy sucio, como en todos los triatlones multitudinarios, pero a pesar de ello, he conseguido un buen registro.

En la bici, he intentado entrar en un buen pelotón que tenía delante, pero después de más de 10km en solitario me han cogido por detrás y me he tenido que conformar.

Por desgracia, no sabemos dar relevos y no hemos conseguido llegar al pelotón de delante, pero es que en el km 27 aproximadamente, me he ido al suelo.

Uno me ha dicho que me han tocado por detrás, no lo sé, pero me he resbalado en la curva y me he quemado bien la piel con el asfalto.

Por suerte, nada grave.

Desde aquí dar las gracias a la gente del público que me ha sacado de la calzada, me ha rearmado la bici y me han ayudado a no retirarme.
Con el cuerpo endolorido, una vuelta más de bici, intentando integrarme en el siguiente pelotón para acabar tranquilo y (exceptuando el tiempo perdido sin rodar) realizar una media superior a los 37km/h.

Duele el hombro… hay que correr 10km, tras los 1.500 metros de nado y los 40 km de bici.



¿Qué hago?

Empiezo tranquilo, ya iré de menos a más y ha sido lo mejor. Poco a poco me he ido encontrando y he podido remontar alguna posición más, para finalizar el tri en 2h 16min y el 148 de la general, puesto que no me sabe a nada… ya que no me vale para saber mi nivel real. Lo bueno, que a pesar de todo, doy por bueno el crono.

Ahora a descansar y a recuperar la piel perdida J

Muchas gracias a todos los que os habéis arrimado a verme y a Nacho, que una vez más vino para ayudarme. Si no fuera por la gente que me esperaba en meta, tal vez me hubiera sentado en un bordillo pensando que no era mi día de suerte… pero no puedo hacerlo, si vosotros estáis a mi lado.

Gracias a todos.

Gracias Luz.