dimarts, 2 de juliol de 2013

Una vez más: GRACIAS

No podías venir, 
era un madrugón,
tenías compromisos...
Sabías que no era necesario.

Viniste,
aplazaste,
me llevaste,
me animaste,
me cuidaste...

Y es que hasta cuando no puedes,
hasta cuando no te quedan fuerzas,
estas pendiente de cuidarme.

Una vez más: GRACIAS


Lo bueno es que ya sabemos donde está Ludiente y ahora podremos volver...