diumenge, 16 de febrer de 2014

Madrugar y ser feliz...

Madrugar y ser feliz solo es posible si tienes un reto.

Los retos pueden ser muy variados: mejorar en tu trabajo, ver a alguien, mejorarte a ti mismo...

Pues bien ¿Para qué se madruga un domingo?

Para ir a la montaña, hacer un entrenamiento nuevo y sumar 30km y mucho desnivel a las piernas. Para ver la Ermita de les Santes, subir al Bartolo y luego pedir asistencia, para volver a casa.

No quiero ir a la MIM con miedo, con confianza todo sale mejor y la confianza hay que labrarla en días como hoy.

Mi mejor MIM se acerca.