dilluns, 24 de febrer de 2014

Se lo dí todo

"Le dí a mi hijo todo lo que me pedía porque era mi forma de darle todo mi amor."

Esta frase es muy común, pero debemos de saber, que en la mayoría de casos acaba así:
"Y con todo lo que le dí, le dí las llaves para volverse un tirano y entender que todo lo podía pedir y convertí mi placer en la obligación de dar."

En resumen:
"No aprendió a decir gracias, dar era mi deber. No aprendió a agradecer. Sin darme cuenta, lo único que aprendió fue a exigir y ahora, cada vez que las cosas no salen como el quiere, el culpable soy yo. No aprendió la responsabilidad, ni a ganarse las cosas mediante el esfuerzo."

Por eso:
"Ha llegado el momento de decir basta, de hacer reset, de reiniciar el sistema."

No importa la edad que tenga, nunca es tarde para reconducir a un hijo. Cada vez será más costoso, pues el vicio será mayor, pero se puede conseguir.

Mucha fuerza a todos los padres que se ven superados por sus hijos.

Solo animarles a decir: "basta".

Hoy podéis ser los padres que vuestros hijos necesitan.