divendres, 20 de juny de 2014

Dos ordenadores echan humo...

Dos ordenadores echan humo.
Lo llevan haciando desde hace un rato.
Sé que no son horas, pero estoy fabricando recuerdos,
para que mis alumnos no olviden que fuimos una gran familia.
Mañana se acaban dos años de intensa convivencia.

¿Cómo no me va a dar pena?

Pero la mayoría seguirá por Oropesa y con orgullo los veré crecer, pensando ¡Cómo han crecido!

Siempre seran mis alumnos.