dimecres, 4 de juny de 2014

Estrategia

La gente no valora el poder de la estrategia...

Cada día, en cada vida, se juegan cientos o miles de partidas de ajedrez.

Unos mueven las fichas sin orden ni concierto. Otros estudian la jugada y son cautos.

Los cautos saben guardar su rey y protegerlo. Los incautos arriesgan sin necesidad. Por ello el combate está sentenciado antes de comenzar.

Solo hay partida cuando dos cautos juegan, se miran a la cara y esconden sus cartas. Ambos saben que la partida ha empezado, pero también saben que la paciencia es un arma poderosa.

¿Estás preparado para mover con gracia las fichas en la partida de mañana?