dimecres, 16 de juliol de 2014

Puedo enseñarte...

Puedo enseñarte las maravillas del mundo,
los espacios para la paz,
los espacios para la risa,
pero de nada vale si tu no miras.

Por eso a ti, con ojos abiertos,
ganas de vivir y de aprender,
ganas de aprender y de enseñar,
solo puedo decirte gracias.

Contemplando el mundo juntos,
siempre seremos felices.