dimarts, 15 de juliol de 2014

Temor...

Temió ser destruido.

Y fue el temor el que lo destruyó.

No temas, sé valiente y vive.

Los problemas te ayudarán a crecer,
la superación te ayudará a creer
y sonreirás ante la piedra que te tiró.
Gracias a ella te demostraste que te podías volver a levantar.

No temió a la destrucción,
avanzó y venció.