dijous, 4 de setembre de 2014

Sentir... deporte.

Hago deporte porque me gusta sentir.

No siento lo mismo viendo que pedaleando.

He seguido el Tour, sigo la vuelta, lo disfruto.

Pero esto no es comparable a coger la bici, enfrentarte a una cuesta y pedalear. Buscar el ritmo, levantarte, mirar a la cima y seguir.

Ayer hice el test para la Cronoescalada del Desierto de las Palmas. Supongo que habrá gente más rápida que yo. Supongo que el podium estará muy lejos, pero prometo disfrutar de cada rampa y de cada pedalada.

Hacer deporte, sentir tu cuerpo, escuchar tu cuerpo.

Ser el protagonista de tu vida.

De tu vida. Deja a los demás fuera de tu competición. Es mejor así.