dimarts, 19 de juliol de 2011

Que lejos queda mayo...

En mayo, a pocos dias de un utratrail, decidí empezar a nadar, con el neopreno y en el mar, para poder llegar al triatlón de Castellón.

Como muchos sabeis, soy de un pueblo con mar y sin piscina y, con los km que hago en coche para trabajar, paso de buscar una piscina lejos de casa.

Aquel día, me fui al mar y nadé... más o menos 300m                         :-S

¡Qué catástrofe!

No obstante, seguí nadando 2 dias por semana, luego, alguna semana 3 y cuando iba al pueblo de mi novia, acudia a la piscina.

Poco a poco fui mejorando y, el día del triatlón de Castellón nadé más rápido de lo esperado.

Hoy, 3 meses después, he nadado 2700m, 2650 de crol, y con unos tiempos que no podia soñar hace un tiempo.

En resumen, si sabes entrenar sin pasarte, las mejoras llegan y al final, eres lo que entrenas.

Por primera vez me he sentido un nadador.