dissabte, 5 de gener de 2013

Prueba de vida


Una vez más, en el medio de la nieve, vi abetos congelados, completamente blancos.

Los vi y pensé: ¿una prueba de vida?

Sí, eso es lo que es.

Esos árboles permanecerán días en peligro, sufriendo, pero van a sobrevivir.

Esos árboles, al sufrir se hacen fuertes, no crecen, pero resisten…

¿Te ha pasado alguna vez?




Cuando estés mal, resiste, hazte fuerte y cuando llegue tu primavera será el momento de crecer… no lo desaproveches: florece y sonríe.