dissabte, 7 de desembre de 2013

Mañana no tendré rivales...

Mañana saldré a correr el maratón.

Seremos mucha gente.

Tal vez, entre los 10k y el maratón, unas 4.000 personas.

Os miraré a la cara y os sonreiré. Además, si puedo, os animaré e intentaré transmitiros confianza.

Chicos, ya hemos ganado. Hemos llegado a la línea de salida y tenemos la suerte de poder intentarlo... que no es poco.

Mañana, recordad que no tenéis rivales, que solo vosotros sois vuestro rival.

Solo deseo que el desánimo no os alcance, que seáis más rápidos y que todo salga bien.

Y por último, invitaros a disfrutar de cada quilómetro, pues de nada vale lo que no se disfruta.
Yo, versión pelo largo en 2010, en el maratón de Valencia,
 cuando la marea amarilla no había nacido