dimarts, 17 de desembre de 2013

Un día...

Un día te dejará de importar lo que digan de ti.
Un día te dejará de importar la crítica que no construya.
Un día te dejará de importar que alguién te crea su enemigo o su rival.
Un día, llegará un día en el que deje de importante lo que otros puedan criticar de ti para hacerte daño.

Ese día, te habrás dado cuenta de que vales.
Ese día, te habrás dado cuenta de que la gente te conoce y de que no van a cambiar su opinión sobre ti por lo que otros digan.
Ese día llegará, sabrás que intentarán ponerte la zancadilla, por celos, o por lo que sea, pero sabrás que no te pueden tirar.

Ese día, tendrás dos opciones... saltar la pierna que se antepone en tu camino o pisarla para hacer daño.
No obstante, si eres lo suficientemente bueno y lo suficientemente sabio no pisarás.
Sabrás que hacer mal no reporta nada bueno.