dijous, 30 de maig de 2013

Alumnos invisibles...

Hay alumnos que te llegan más,
otros que te llegan menos,
unos que se mueven,
otros que ni se oyen...

Hay alumnos de todas las formas,
de todos los tipos,
pero hoy me preocupa el alumno invisible.

Ese alumno que no molesta,
que ni destaca ni se oye.
Ese alumno del que a veces, algunos pasan.

No hablo de pasar por maldad,
hablo de pasar por la no reflexión,
por no pensar...
¿Quién recibe menos atenciones por mi parte?

Pensar, reflexionar y actuar.
Es decir, darle el apoyo y dedicarle el tiempo que merece.
Conseguir que los alumnos invisibles ya no existan.