dilluns, 27 de maig de 2013

Este entrenamiento no me lo salto...

Hoy me toca un entrenamiento muy especial,
consiste en no hacer nada.

Sí, lo habéis entendido bien:
consiste en no hacer nada.

Después de este gran fin de semana, en el que he disfrutado como un animal
y he vuelto a explorar mis límites, toca descansar, dar un respiro a la musculatura,
y a todos los sistemas de mi cuerto.

Para que lo entienta todo el mundo, hasta el más cafre:
un estrés constante sin recuperación sobre un cuerpo lo enferma, lesiona o mata.
Es necesario asumir el efecto positivo del entrenamiento solo se va a dar si alternamos las cargas y los descansos necesarios. Esto se conoce como supercompensación (conjunto de cambios que se dan en tu cuerpo cuando se recupera después de haber entrenado).

Por ello, el cuerpo asimila que es capaz de volver a repetir esa gesta o incluso mejorarla y te prepara para ello.

De esta forma, cuando toca, el mejor entrenamiento es un buen descanso.

Así que espero que esta semana, tú también tengas tu ración de nada.