dilluns, 19 d’agost de 2013

Y quiso correr más deprisa...

Y quiso correr más deprisa,
pero no pensó en establecer un plam.

Corrió, corrió y corrió,
porque pensó que su único objetivo era correr
y no dejo de hacerlo, hasta que en el cansanció encontró la derrota.

Y esto fue así,
porque hasta las cosas más sencillas necesitan estrategia,
y a veces, para correr más rápido, es mejor:
leer que entrenar,
descansar que morir,
aprender que fallar...

Pero lo que nunca debería de estar permitido,
es fallar sin aprender y persistir en la derrota.

Crecer es vencer.