divendres, 30 d’agost de 2013

Y Nacho se levantó de la silla...

Estábamos en la arena sentados y el me dijo:
-Cuando vaya a salir tu prima del agua me avisas.
Porque él estaba de espaldas.
Entonces yo le sonrío y le digo:
-¿Para llevarles la toalla?
Y así fue.

Cuando le avisé se levantó con dos toallas, una para su amor y otra para su niña.
Él no va a dejar que ellas pasen frío, pues es todo corazón y nada le gusta más que cuidarlas.

10 años casados y siguen siendo una pareja ideal.
Trini, Nacho, sois geniales y la pequeña Marta también.
Sé que me quiere mucho, aunque le guste fingirlo, jejeje.

Un fuerte abrazo familia.