dimarts, 24 de setembre de 2013

Te regalo la luna...

Estando muy lejos de estar cerca  de ti, me compré una cámara de fotos...
Luego, llegué a pensar que la adquirí para acercarte la luna.


Ayer, me regalaste algo que quería tener, un teleobjetivo
y ahora tenemos la luna más cerca, para de esta forma, seguir soñando.

¡Te quiero!

Gracias por regalarme sueños.