dissabte, 11 de gener de 2014

¡Alegres!

Más vale ser alegre que fuerte.

La fuerza se acaba, la alegría alimenta y da el empuje para seguir.

A pesar de ello, lo mejor es ser alegre y fuerte.

Por ello, mientras te hagas fuerte, sé alegre.