dijous, 30 de gener de 2014

El deporte de élite mata...

http://www.marca.com/2014/01/30/mas_deportes/natacion/1391094635.html

Esta es una de las muchas noticias que me llevan a escribir el titular anterior.

Un día, te despiertas y eres atleta, nadador, futbolista o ciclista de élite, te ves en la cima y es lo que quieres. Pero ese periodo dura muy poco. Es una vida de lucha y un suspiro de gloria (si se llega a conseguir) ¿y luego?

Si has tenido más vocaciones, la vida sigue, si sabes reconducir tu vida, la vida sigue.

¿Y si no sabes?
¿El olvido, la melancolía, la depresión, el alcohol, las drogas?
Alguna de ellas o todas y al final, la muerte.

Casi lo hizo Ian Thorpe, murió Jose María Jimenez y otros tantos se suicidaron.
Algunos otros superaron la época gris, pero los mejor preparados nunca la tuvieron.

El problema es que muchos de nuestros jóvenes solo vieron la parte bonita del cuento y nadie les dijo el verdadero final...
Tampoco quiero erradicar la admiración por el deporte en nuestros pequeños, simplemente querría relegarlo al "plan b". El "plan a" es aprender a vivir toda una vida.

Ese debería de ser el principal objetivo de una escuela deportiva.