dijous, 23 de gener de 2014

Rafa Nadal es un ejemplo.

No me gusta ensalzar ni idolatrar deportistas,
pero de vez en cuando, no puedo dejar de hacerlo.

Es para mí una obligación hablar hoy de Rafa Nadal...
Este tenista, capaz de caer y levantarse tantas veces como haga falta, no me deja de sorprender.
¿habéis visto las fotos?
Está entrenando y compitiendo con una mano en carne viva.
http://www.marca.com/2014/01/23/tenis/open_australia/1390469257.html
Lo fácil sería retirarse, pero el sigue ahí.

Cuando tu convicción supera todos los obstáculos, la victoria es posible.

¡Vamos Rafa!