dilluns, 3 de desembre de 2012

Relajación y autoconocimiento


Hay veces, que lo mejor que puedes hacer es tumbarte, escuchar el sonido de las olas, reflexionar y sentirte como nuevo.

Para ello, existen grabaciones que os pueden ayudar, que te guían… y hay autores interesantes, como Santiago Pacín. Otros dan más miedo, como Ángel Escudero, aunque impactan sus reflexiones sobre los ataques de miocardio, pero no sigo, no quiero dispersarme.

Llevo días escuchando y leyendo cosas de psicología y del poder de la mente. Incluso, llevo días intentando hablar con mi subconsciente, porqué quiero comprobar que parte de mis limitaciones me las he impuesto yo mismo… y por lo tanto, solo existen si sigo creyendo en ellas, pero hoy tampoco quiero seguir por ahí. Si eso, otro día.

Hoy no os quería marear con grandes reflexiones, hoy voy a lo simple...

La relajación me ha devuelto la confianza y el domingo me vi caminando de roca en roca y bajando de la montaña con las manos en los bolsillos.


Cuando me daba cuenta las sacaba y al cabo de un rato volvían a su lugar.

Es muy importante confiar en uno mismo. Si crees en ti, si de verdad crees en ti, es mucho más difícil que algo malo te pueda ocurrir.

Disculpad, no os hablo de chulería o de soberbia, os estoy hablando de vosotros mismos… sois más de lo que creéis, tenéis más potencial del que os creéis y solo lo vais a encontrar buscando.

Y por último, finalizo con una de mis locuras: se supone que utilizamos únicamente, una parte de nuestro cerebro. ¿si llegáramos a conocernos mejor podríamos sacarle mayor rendimiento?

No necesitamos un cerebro más grande, necesitamos gobernar el nuestro.

Pd: si a alguien le apetece que hable de cualquier tema, me lo puede plantear, sería un bonito reto, aunque siempre me guardaré la opción de no contestar y pedir perdón.
Un abrazo a los que hayáis dedicado vuestro tiempo a leerme…
Ojala algún día os pueda ser de ayuda.