dissabte, 23 de febrer de 2013

Ataque a la verdad...


Vivimos en una época en la que los ricos son más ricos y los pobres más pobres; los bancos nos engañan, nos roban y reroban; y los poderosos nos estafan y se ríen en nuestra cara ¿Marchando una de preferentes?.

Por ello, hay gente con poder que critica el sistema.

Así, no es de extrañar que Maribel Verdú y otros actores critiquen desahucios, copagos, privatizaciones, etc.

Pero claro, esto no interesa, porqué los altos políticos, asesorados por su regimiento de asesores, nos pedirán un esfuerzo más, nos aplicarán un par de recortes más y seguirán fomentando la recisión, mientras nos recuerdan que vivimos por encima de nuestras posibilidades (ya lo dije ayer, nos estafan por encima de nuestras posibilidades).

Dirán: es nuestra responsabilidad.

Qué hacer con los osados alborotadores que se quejan: calumniarlos.

¿Por qué?

Porqué dicen la verdad y molestan. No hay contraargumento, por eso los bombardean.

Sí, son humanos con defectos, pero no se les critica por ello, se les critica por molestar.

Los quieren destruir.

Lo mismo pasa con los sindicatos. Los han conseguido devaluar y somos tan gilipollas, que en vez de mejorarlos y limpiarlos de mierda, los dejamos morir, a ellos, que son los primeros que nos podrían ayudar a luchar contra este injusto sistema.

Nos han vuelto a ganar la partida, no nos informan, nos comen la tostada.
Pero el poder será nuestro, siempre que lo queramos ejercer.

¿Queremos?

Os dejo con una canción de Boikot: Grito en alto