dijous, 7 de febrer de 2013

Hoy me han enfadado (y no han sido los niños)


Hoy,

hoy me han enfadado.

Me han enfadado tanto que he asustado a gente que nunca me había visto así.

Ahora podría maldecir y VOCIFERAR.

Pero, no lo voy a hacer.

Gracias Luna por enseñarme a relajarme y a borrar lo malo.

Ahora, calmado y nuevamente feliz, os digo:

-Es mejor seguir siendo yo, ese YO que me enorgullece y predicar con el ejemplo. Si hace falta seguiré haciendo favores a indignos, tal vez así aprendan con el ejemplo. Si hace falta, pondré la otra mejilla y seguiré riendo.

Como cantan Los Reconoces: Aunque me partan los dientes, me quedará la sonrisa…