dimarts, 19 de novembre de 2013

No des...

No des amargura al amargo,
ni tristeza al triste.
Dales tu sonrisa.
Tal vez no lo entiendan,
pero tal vez, algun día, aprendan a imitarte.