dilluns, 21 d’octubre de 2013

Hoy no...

Hoy no me llama el mar,
hoy no me llama la bicicleta,
hoy no me llama el rodillo
y mucho menos, las zapatillas de correr.

Será que mi subconsciente es sabio,
será que lo sé escuchar,
será que conozco que mi cuerpo es uno
y que o va en bloque o no va.

Será lo que será,
pero he decidido que es un día espléndido para descansar.

¿Cómo lo diría el bueno de David?
Un bon descans també és un bon entrenament.
"Un buen descanso también es un buen entrenamiento."

Pues eso... mañana volveremos a correr.