dissabte, 12 d’octubre de 2013

Vengo del Frente del Ebro

Vengo del Frente del Ebro y solo veo banderas,
banderas para diferenciarse,
banderas por las que luchar.

Yo ya no tengo ganas de ondear banderas,
prefiero ondear valores:
solidaridad, respeto, sinceridad, trabajo, generosidad.

Vengo del Frente del Ebro, 
de estar en una fosa común a la que llegué de casualidad, 
de ver huesos de gente que luchó y murio allí, 
de ver casas derruidas por la guerra, que no se han vuelto a levantar.

No os voy hablar de verdades o mentiras,
de justicias o injusticias, 
os voy a traducir el poema que corona unas de las tierras que más sufriço en la contienda:


"Tú que estás en frente mío,
también en trincheras
quien eres?

Puede ser algún dia
nos hemos dado la mano
y ahora dentro de la palma
llevamos un arma.

Ni que enfrente mío,
no puedas escucharme,
te nombro por tu nombre
el de hermano."

Que estas palabras calen hondo,
para que no haya más guerras 
y sea la paz la que nos dirija durante muchos, muchos años.