dimecres, 24 d’abril de 2013

Tu mayor rival...

Cuando quieras ver a tu mayor rival,
ponte en frente del espejo y mírate a los ojos.

Eres tu mayor rival.

Mírate a los ojos y piensa:
¿Puedo?

En tu seguridad deberías de encontrar la fuerza para el camino.

Si no la encuentras, date por autovencido.