dijous, 25 d’abril de 2013

Y él le contestó...

Ella le dijo:
- ¿Qué quiere que te regale?
Él contestó:
- Nada que no me puedan dar tus labios.
Disconforme se quejó:
-Te estoy hablando en serio.
Él sonrió:
-Nada me gusta más que tus besos y tus "tequieros".